Carta para mi hijo al cumplir 4 años…

Quiero festejar contigo y con el universo tus primeras 4 vueltas al sol!

Quiero agradecer a nuestro padre celestial por tu vida, por tu amor, por tus enseñanzas, por habernos prestado contigo un pedacito de cielo, tu estás aprendiendo a vivir y yo estoy aprendiendo a ser mamá contigo, no es nada fácil para ambos pero lo bueno es que nos tenemos el uno al otro y juntos con amor lo estamos logrando.

Amor mío de mi corazón cuando tú naciste, también nací yo como mamá y por más que te busque el manual de instrucciones para criar un hijo, no te lo encontré, y no me quedo más remedio que hacerlo como mi corazón y Dios me han guiado y me han dictado; por eso hijo mío, hoy aparte de felicitarte, aparte de agradecerte y celebrar contigo la vida, quiero aprovechar para pedirte perdón, si, perdón si no eh sido la mejor madre para ti, soy lo que ves y tengo más defectos de los que quisiera, perdón por todas esas veces que me eh enfadado contigo porque tocaste y rompiste, ensuciaste tu ropa o porque has derramado la leche en el piso, sin darme cuenta que eres solo un niño hambriento de conocer el mundo a su manera, ahora lo sé, ahora se que quieres tocar y no sólo ver, porque necesitas aprender cómo funciona el mundo y porque es la manera más fácil que tienes para lograrlo, para un niño de tu edad todo en el mundo es nuevo y tienes aún esa maravillosa capacidad de asombro que te ayuda a querer conocer más.
Perdón por esas veces que eh sido dura para corregirte cuando no quieres comer o cuando tienes una rabieta o incluso cuando lloras sin razón aparente, ignorando que lo único que necesitas es que te oriente y te enseñe a identificar tus sentimientos y canalizarlos, ahora se que tu cerebro aún es inmaduro y que no sabes cómo reaccionar ante las situaciones de la vida diaria, que tus rabietas y tus llantos inesperados son la única manera que tienes para expresarte hasta hoy, que son muestra de tu inmadurez y frustración y parte de tu desarrollo porque gracias a ellas podemos ir juntos aprendiendo y poniendo nombre a lo que sientes para que puedas ser un niño pleno y feliz.
Podria justificarme y decir que me eh enfadado y te eh reprendido más de lo que quisiera porque te quiero o porque me importas, pero mi única justificación es que yo también estoy aprendiendo de ti, que gracias a ti hoy logró darme cuenta como lo estoy haciendo, que hago bien y en que estoy fallando, y eso me da la oportunidad de retomar el camino, de corregir lo que si puedo y aprender de lo que ya no puedo cambiar, hijo mío se que puedo seguir fallando y seguramente lo haré, pero también se firmemente que nunca dejaré de esforzarme para hacerlo mejor cada día y a cada momento, solo por ti!… y sé que eso solo la haría una buena madre!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: